Nuevas reglas en el scrum: la opinión de los protagonistas

Las nuevas regulaciones anunciadas por la UAR, y de inmediata implementación a partir de la semana que viene en el Argentino de Mayores, han desatado un debate que apenas comienza. Aprovechamos la práctica del seleccionado rosarino, para dialogar con los jugadores que actúan en la primera línea, con el árbitro Juan Hernán Sylvestre y con Franco Della Vedova, médico educador de World Rugby, especialista en traumatología del deporte, y ex primera línea.

Las nuevas reglas del scrum, el lanzamiento inmediato de la ovalada, empuje hasta un metro y medio, y una clara intención de utilizar a esta formación fija como reinicio y lanzamiento de juego, al menos por ahora, en esta instancia como banco de pruebas y aprobado por World Rugby, ha despertado los más encendidos discursos desde todos los rincones del mundo rugby. "Así desaparece el rugby", "Están matando la esencia" y otra serie de sentencias se lee y escucha a cada minuto.

El seleccionado de Rosario entrenó este martes por la noche y dialogamos con casi todos los primeras líneas del "Ñandú" antes del entrenamiento. Las opiniones son muy variadas, aunque todos coinciden en algunos puntos: la mejora urgente de la seguridad, y capacitación para todos y todas, árbitros, jugadores y todo aquel involucrado.

Tomás Baravalle, jugador de Jockey, con experiencia en Nueva Zelanda y en numerosos seleccionados nacionales dijo: "La verdad es que si es para prevenir lesiones estoy de acuerdo. Con tal de prevenir y que no pase lo que le pasó a Nacho (Maeder), es de suma importancia. Creo que a nosotros nos va a beneficiar, por una cuestión de dinámica del juego, y bueno, volverá el hooking. Después, depende de la esencia de cada club, de cada unión, y del pensamiento de cada uno. Un tucumano te va a decir que no le gusta, un mendocino también. Para un rosarino, por un lado es trágico el porqué de la decisión, pero estamos contentos porque va a haber menos infracciones, el juego va a ser más dinámico, y va a beneficiar a los árbitros. A los rosarinos nos conviene".

Del otro lado de la vereda aparece la opinión de un verdinegro, Mauro Genco, campeón esta temporada con Duendes: "Como seguridad está bien. Pero le quita un poco la esencia a lo que es el juego, el scrum es una formación muy importante para los equipos. Si no se disputa tanto como antes, va a perder un poco la esencia, pero como seguridad, si la tienen que tomar, está bien. Por lo que pasó este último tiempo, y a un compañero nuestro, si lo tenían que hacer, lo comparto y está bien. La esencia se pierde un poco del scrum".

Los juveniles de Duendes también estaban entrenando, y lo cruzamos a Hugo Céspedes, histórico pilar del club de zona sur y del seleccionado rosarino, ahora entrenador de primeras líneas y padre de un hooker, Exequiel, actualmente en recuperación de una lesión, Hugo también estuvo de acuerdo en el punto inicial, la prevención: "La verdad que para prevenir, y lo que sea para cuidar la salud de los jugadores, bienvenido sea. Además de eso, tendrían que hacer una capacitación para los árbitros, hay muy pocos que están capacitados para dirigir un scrum. Es muy difícil tener la precisión en que cobrar. Supongo que se han asesorado, pero insisto en que se tiene que capacitar a los árbitros, con eso prevenís, no digo que el 100% de las cosas, pero prevenís un montón. Algo tienen que hacer con los árbitros, para que no ocurran las desgracias que ocurrieron, me parece bien que cuiden a los jugadores".

Román Pretz este año disputó el mundial juvenil con Los Pumitas como hooker, y se trajo la inolvidable medalla de bronce, aunque en el último tramo de la temporada en Duendes lo hizo como octavo, de todas maneras no le esquivó al micrófono: "Me parece positivo, porque se están haciendo muy graves los casos de chicos lesionados, y creo que hay que cuidarnos. Me parece lo más sano para nosotros, de última, rescindir una pequeña parte del deporte, y cuidar la salud, y que podamos seguir jugando todos, creo que es un paso muy bueno".

El primera línea de Provincial, Mario Ottoño, de muy buen rendimiento en las últimas temporadas, nivel que lo llevó sin escalas al seleccionado de Rosario aportando puntos decisivos en el Argentino del 2015, también está convencido sobre lo necesario de una capacitación: "Primero hay que capacitar bien a los referees, tienen que entender como piensa un primera línea, hay que hacer una capacitación general todos. Que los pilares le enseñen las mañas a los árbitros, para que no se dejen engañar durante los 80 minutos que dura un partido, la espalda recta paralela al piso y paralela al touch, eso deja mucho en evidencia al pilar. Hay que hacer escuela, no solamente los jugadores, también de parte de los referees, a veces están demasiado "verdes" para un plantel superior, no solamente en primera división, también lo veo en la Pre o en Reserva". Y agregó: "Es cuestión de laburarlo, ahora es ponerle pausa a una cosa que es la esencia del juego mismo".

Uno de los mejores hookers del TRL, Juan Manuel Prieto, habla de una evolución natural del juego: "Me parece que es una evolución del rugby, las formaciones fijas se van haciendo más cortas para que haya más juego y sea más dinámico, por ahí se pierde un poco la esencia, pero el tema es evitar lesiones y que sea más dinámico el juego. No creo que sea definitiva la medida del metro y medio, pero hoy en día la mayoría de los equipos del Rugby Championship juega con túnel 1, tirás la pelota, llegás a sacar y a jugar, porque no podés hacer daño en mitad de cancha con un scrum. Si tenés un scrum poderoso podés hacer daño y conseguir un penal y meter tres puntos o tratar de hacer cinco. Es complicado, como primera línea siempre me gustó empujar, pero con todo este tema de las lesiones, la verdad es que hay que tomarlo con cautela, y esperar que pase todo lo más rápido posible."

Ulises Garziera, pilar del subcampeón del TRL, Old Resian, se encontró sorprendido por la medida: "Es algo raro, nuevo, como no lo probé todavía no sabría que decir, a priori, empujar un metro y medio a los pilares no nos gusta, es raro. Prefiero por el momento esperar a probarlo, para después formar una opinión. Ahora entran otras especulaciones, que el scrum no va a ser un arma de ataque, entonces a lo mejor no lo van a querer jugar, o se va a jugar de más, porque conviene jugarlo, porque un metro y medio no es tanta ventaja, si la perdés o la ganás. Como medida de seguridad está perfecto, pero hay que ver que evolución tiene".

El árbitro del panel UAR Juan Hernán Sylvestre estuvo presente para empezar a introducir los nuevos conceptos, entre ellos la severidad de los fallos: "La verdad es que el factor prioritario, adonde apunta la nueva regla, es pura y exclusivamente mantener a los jugadores seguros. Y reducir cualquier tipo de posibles lesiones, es el punto clave de la regla, la UAR nos informó que este es un estado de emergencia, por lo cual vamos a ser muy estrictos durante todo el torneo en cuanto a la detección y penalización de infracciones dentro del reinicio del scrum", contundente.

La última opinión se la dejamos reservada a Franco Della Vedova, de numerosos pergaminos en el tema, (Médico traumatólogo especialista en Cirugía Artroscópica y Traumatología del Deporte, World Rugby Medical Educator, Coordinador de la Sub Comisión médica de la U.R.R.) y que además participó este año de giras con Jaguares y estará presente en la mitad de los partidos de la ventana de noviembre con Los Pumas, expresó: "Es importante que la UAR haya tomado medidas sobre esto. Todas las reglas que han agregado y han modificado van a favor de la salud y el bienestar del jugador, sobretodo el asimiento previo, que no se pueda empujar más de un metro y medio, y la penalización de los jugadores que realizan infracciones. Es muy importante que los árbitros puedan capacitarse, para detectar ese tipo de infracciones para poder cobrar lo mejor posible. Como digo siempre: el jugador primero".

Las modificaciones ya comenzaron a ser entrenadas por los seleccionados que disputarán el próximo Campeonato Argentino, y la World Rugby ha solicitado todos los videos de todos los partidos para su posterior evaluación. Si las medidas prosperan o no, será cuestión de tiempo. El debate comenzó y no va a detenerse, como es de esperar cada vez que se está a las puertas de las grandes modificaciones. Lo que si está claro, es que el rugby no le tiene miedo al cambio, y al intercambio de ideas, y no teme avanzar con cada tema cuando es necesario, quizás, la principal virtud y emblema de nuestro deporte, ir para adelante.

Acá podés escuchar todos los testimonios de la nota:

https://soundcloud.com/sergioegomez/sets/opiniones-de-primeras-lineas-rosarinos-sobre-el-scrum