DE TODO UN POCO II-SIEMPRE RUGBY


Nuevamente la oferta de rugby de alto nivel fue importante. Para ser ordenados hay que comenzar por el viernes donde dos rosarinos, Manuel Carizza y Juan Imhoff, lograron con su Club, Racing 92, el campeonato francés. Gran triunfo de los parisinos con un hombre menos desde el primer tiempo por la expulsión de Machenaud. Muy buena actuación de ambos. Lo de Imhoff superlativo ya que reemplazó al medioscrum expulsado hasta el final del partido. Desde posiciones fijas, en defensa, volvía a su posición de origen y en ataque formaba como un medio clásico. A su favor: jugaba con un genio del rugby, Dan Carter. Felicitaciones a ambos por el título y por haber utilizado las camisetas de sus amores en el festejo posterior.

No pude ver el partido Pumas-Francia. Semanas atrás criticaba duramente a la dirigencia de la URBA por haber superpuesto la programación de su Torneo al Test Match contra Italia. El Litoral siguió el ejemplo, malo por cierto a mi juicio. Insisto en mi postura (y no pienso pedirle perdón a la URBA): Los Pumas son la máxima expresión del rugby argentino y deben tener prioridad. Pregunta vinculada al negocio: los sponsors no dicen nada?

Volviendo al juego, parece pesar la dura temporada sostenida por los mismos jugadores. Y falta mucho aún. Tres partidos finales del Super Rugby, el Championship y la ventana de noviembre. Parafraseando al gobierno nacional pero en sentido inverso: no pinta promisorio el segundo semestre.

Gran actuación de los M20. Luego de un partido por debajo de sus posibilidades el lunes contra Irlanda (un excelente equipo pero no demasiado por arriba de los chicos nuestros en un día normal) se dieron el gusto de marcarle 49 puntos a los Baby Bocks. Algo impensado hasta hace poco tiempo. Dos rosarinos participaron en el staff técnico: Gastón Conde y Cristian Del Castillo. Baronio, Castiglione , Elías, Kremer y Malanos como jugadores.

Más felicitaciones.

Por último: un festival de buen rugby a máxima velocidad brindaron Inglaterra y Australia. Todos los condimentos en 80 minutos de un juego efectivo pero vistoso. Agradable a la vista pero técnica y tácticamente muy bien jugado. Excelente. Continúa la racha inglesa que no tiene nada de casual. Se ha transformada en un equipo muy sólido, consistente y convencido. Pero el dolor del regreso temprano a casa, ocurrido en el último mundial que los tuvo como anfitriones, les va a durar mucho tiempo.

Nada más. Solo pedir que pare de llover, se sequen las canchas y siga el rugby.

Hasta la semana próxima cuando este hermoso juego nos convoque.

Banner-DDT-424x57.gif

© 2019 by DDT. Un blog de periodistas y amigos.

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon