top of page

Dogos derrotó 29-11 a Pampas en un encuentro histórico

Por la quinta jornada del Súper Rugby Américas, la cancha principal del Club Atlético San Isidro fue el escenario del primer partido oficial entre dos franquicias argentinas en la competición. Dogos XV, que jugó un tiempo con catorce, consiguió un triunfo increíble por 29 a 11 ante Pampas, en lo que fue un encuentro histórico para el rugby argentino.

El inicio del duelo encontró a la franquicia cordobesa tomando el protagonismo y adueñándose del juego. Así a los 3’, Mateo Solerapoyó su conquista para poner las cosas 5 a 0, tras culminar una gran contra que incluyó buenos movimientos de apoyo y pases en el contacto. Minutos más tarde, el dominio seguía en manos de Dogos XV y luego de una infracción del rival, Juan Bautista Baronio, anotó de penal para llevar la ventaja a ocho. El equipo representativo de Buenos Aires, comenzó a meterse en partido, pero imprecisiones en la recepción y en la fase defensiva, le devolvieron la posesión al rival. Sin embargo, en 26’, Joaquín De la Vega Mendía, aprovechó una falta de los cordobeses y marcó una penalización para anotar los primeros tres puntos de Pampas.

A partir de ahí, los dirigidos por Ignacio Fernández Lobbe se asentaron en el juego, empezaron a buscar por medio del juego de manos y la potencia de sus fowards avanzar metros y doblegar la defensa rival. La arremetida tuvo éxito y dejó a Dogos XV con uno menos, por la amarilla a Santiago Pulella. Nuevamente, mediante la fuerza y superioridad de sus defensores en las formaciones fijas, Pampas inició una exitosa combinación entre Rafael Iriarte, que sacó la pelota del scrum, se la dio a De la Vega Mendia quien tomó la marca y fue hacía la punta para asistir a Benjamín Elizalde, quien se zambulló en el ingoal y dejó las coas iguales en 8.

Cuando todo parecía estar en favor del local, pero fallas en los tackles y errores en la cobertura de los espacios, le otorgaron a Baronio la posibilidad de anotar y convertir su try para irse al descanso 15 a 8. No obstante, a falta de un minuto, la acción que finalizó en try de Dogos XV, dejó a los bonaerenses con uno menos, por la sanción a Pedro Ureta. La posibilidad de volver a estar en igualdad de condiciones, envalentonó a Pampas, aunque las acciones de juego ofensivas no llegaron a tener éxito, como consecuencia de fallas en la concreción de los ataques.

El complemento inició con el conjunto anfitrión en campo ajeno, con buenas elaboraciones que impactaron negativamente en Dogos XV, que con el fin de frenarlas tuvo en Santiago Pulella, una acción decisiva, ya que, en una jugada peligrosa consiguió su expulsión y dejó a los suyos con catorce. De la Vega Mendía no se lo perdonó y facturó. A los 50’, aún con Ureta fuera, el plantel cordobés no se disminuyó, fue en búsqueda de nuevos puntos y sorpresivamente, ya contra quince, logró anotar un try en manos de Leonardo Gea Salim. El back se infiltró como un foward en el maul y terminó una gran arremetida para poner, con la conversión de Baronio, las cosas 20 a 11.

El juego era de ida y vuelta, Pampas no podía desaprovechar la ventaja y se instaló en terreno rival. No obstante, las fallas en el dominio hacían imposible la generación de tries. Por su parte, los dirigidos por Nicolás Galatro resistían la venida del rival con firmeza en la fase defensiva y aguardaban el error, para provocar alguna contra con posibilidad de ocasionar daño. Los minutos pasaban y la franquicia de Buenos Aires no podía descontar, a pesar de la supremacía en cancha, lo que generaba impaciencia y falencias en las decisiones, al atacar por el lado con mayor cantidad de camisetas rojas o al entregarle la ovalada con kicks al fondo, en vez de intentar quebrar la defensa atacándolo.

En el tramo final del encuentro, Pampas buscó mediante el 50:22 retomar la posesión, pero errores claves en el dominio complicaban la obtención de la pelota. Mientras que Dogos XV, estaba decidido a defender lo que reste de tiempo, mantuvo el orden y forjaba complicaciones en el rival. A los 73’, Nicolas D´Amorim pagó la reiteración de faltas por parte de Pampas y obtuvo una tarjeta amarilla. El puntero de la competencia, aprovechó la situación y con un pick and go de Ramiro Valdes, que junto a la conversión deValentino Dicapua, coronó una buena acción ofensiva para sentenciar el resultado 29 a 11 en favor de la visita.

De esta manera, en una noche calurosa en el CASI, donde la pelota parecía endemoniada producto de la humedad en el ambiente, Dogos XV cerró un partido que se le presentaba muy dificultoso en el segundo tiempo, y no solo se quedó con el primer clásico entre argentinos, sino que se afianzó como líder del Súper Rugby Américas, tras conseguir el punto bonus ofensivo.


Fuente: Espn.

Video: Espn.

コメント


bottom of page