NO ES SACRIFICIO CUANDO UNO HACE LO QUE LE GUSTA

Practicábamos a la noche, como generalmente hacen todos los equipos de rugby amateur en Argentina. Para ser más exactos de 20.30 a 22.30 aproximadamente. Nos entrenábamos con el Seleccionado de Rosario, para competir en un nuevo Campeonato Argentino Mayores de Rugby. Algunos jugadores no vivían en la ciudad de Rosario, sino en otras localidades del sur de Santa Fe y luego del entrenamiento debían volver a sus hogares.

Eran las 23.15 y varios jugadores salían del vestuario rumbo a sus autos. Le pregunté a uno de ellos, Marcos, cuánto iban a tardar para llegar a Venado Tuerto (aproximadamente a 170km de Rosario). Me respondió que entre dos horas y dos horas y cuarto. Saqué cuentas rápidamente y noté que iban a regresar a sus casas alrededor de las 2am. “Ah bueno”, le dije, “qué sacrificio que hacen”. Él me miró a los ojos y me respondió “Sargento, NO ES SACRIFICIO CUANDO UNO HACE LO QUE LE GUSTA.”

Después de saludar, me subí al auto y mientras manejaba pensaba en lo que me había dicho Marcos. Llegué a mi casa y mientras cenaba seguía pensando: “NO ES SACRIFICIO CUANDO UNO HACE LO QUE LE GUSTA”.

Me levanté y busqué el diccionario para saber verdaderamente el significado de la palabra “sacrificio”.

Su significado: “Esfuerzo, pena, acción o trabajo que una persona se impone a sí misma por conseguir o merecer algo o para beneficiar a alguien.”

Lo analicé una y otra vez junto a la reflexión que me había dado Marcos y logré hacer la siguiente interpretación: “esfuerzo” pasa a ser “sacrificio” cuando uno hace ese esfuerzo por algo que no le gusta, pero lo debe hacer. Cuando uno realiza un “esfuerzo” por algo que le gusta, deja de ser tal “sacrificio”. La diferencia entre uno y otro radica en “cuando uno hace lo que le gusta”. Cuando uno hace lo que le gusta no hay horarios, ni días, ni estaciones, ni contexto, ni descanso. Por eso, como actores de rugby, le damos para adelante, tackleando, defendiendo cada pelota, dándole continuidad a lo nuestro sin importarnos el rival que tenemos enfrente, con la verdadera obsesión de llevar siempre nuestra bandera de club o unión hacia adelante, traspirando y defendiendo la camiseta que nos representa. No importa si lo hacemos como jugador, como entrenador, como miembro de staff o como dirigente. El tema es hacerlo.

Pero, ¿quién hace el sacrificio? Sabiendo que el APOYO es el segundo principio del Rugby, estoy seguro que muchas veces quien hace el verdadero sacrificio es nuestro apoyo, la persona con la cual compartimos nuestro día a día: mamá, papá, novia o novio, esposa o esposo, hijos. Nos esperan cuando llegamos a altas horas de la noche con la comida preparada, para charlar o para darnos el beso de las buenas noches.

Pero no dudo que ellos son FELICES por ayudarnos a hacer algo que NOS GUSTA.

Por ellos, por nosotros, debemos dar lo mejor. Sí, lo mejor. Y lo mejor no está solamente en intentar hacer las cosas bien, debemos hacer las cosas bien.

A ellos, a los que nos apoyan en nuestra vida que es el RUGBY “MUCHAS GRACIAS”

Vamos x más x mucho más

Lic. Prof. Alejandro F Pascual

Agradecimiento

Marcos Petersen Nuestra Familias

Nuestros seres queridos

Del Blog de Alejandro Pascual: https://gestionyrugby.blogspot.com/

Banner-DDT-424x57.gif

© 2019 by DDT. Un blog de periodistas y amigos.

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon