Rosario, el primer campeón argentino juvenil

Ya se viene el Campeonato Argentino juvenil 2019 y bien vale la pena recordar la primera edición de este torneo que con el pasar de los años fue cambiando de formato y de edades pero siempre se mantuvo como un semillero de grandes jugadores. Un trabajo de recopilación de Rugby.com.ar que aquí les compartimos.

 

 

El primer Argentino juvenil fue en 1972, estuvo reservado para jugadores menores de 21 años y las finales entre los cuatro mejores equipos se disputaron en Mendoza, en la vieja cancha de la Villa Marista, el 11 y 12 de noviembre de ese año.

La primera semifinal bajo “el agobiante calor de la siesta mendocina” fue entre Rosario y Buenos Aires. Los litoraleños formaron con Alejandro Risler, Fernando Semino y Patricio Sandionigi; Osvaldo Galesio y José Ferullo; Fernando Rodríguez, Ricardo Covella y Juan Basílico; Ricardo Castagna y Javier Escalante; Raúl Rodríguez, Horacio Gattarello, Carlos Dañil, Ricardo Muzzio y Gerardo Torno.

Buenos Aires lo hizo con Martín Giargia, Carlos Rodríguez Oneto y Guillermo Silva; Carlos Bottarini y Ricardo García Fernández; Ernesto Miguens, Roberto Lucke y Samuel Gradín; Alfredo Soares Gache y Ricardo Landajo; Pascual Urdapilleta, Alejandro Pera, Roberto Houssay, Norberto Gallino y Ernesto Sansot.

 

Una particularidad señalada por la revista Try es que “el medio apertura Landajo cubrió el puesto ante una decisión disciplinaria que privó a González Victorica de intervenir en la semifinal y en defensa de Landajo diremos que no es su puesto específico”. Landajo es el padre del actual medio scrum de Los Pumas y jugó en el seleccionado nacional, como medio scrum, entre 1977 y 1981.

Fue victoria rosarina por 13 a 9 con tries de Torno y Castagna (otro que fue medio scrum de Los Pumas), un gol y un penal de Escalante. Buenos Aires solo pudo marcar con dos penales de Landajo y un drop de Sansot.

 

A continuación jugaron Mendoza y Córdoba. Los locales alinearon a Carlos Cruz, José Luis Crivelli y Enzo Scotti; Eduardo Sánchez y Roberto Schmidt; Julio Ragazzone, Jorge Navesi y Roberto Stahringer; Raúl El Hom y Pablo Guarrochena; Fernando Ruffo, Ricardo Muñiz, Guillermo Morgan, Carlos Dora y Osvaldo Orlandi.

Córdoba formó con Ricardo Ruggero, Alfredo Allievi y Armando Borches; Luis García Montaño y Carlos Sandiano; Carlos Hegetschweiler, Norman Easdale y Rodolfo Bravo; Guillermo Bergallo y Cristián Trebucq; Víctor Jury, Roberto Rotondo, Daniel Holzer, Víctor Samuele y Tomás Martínez.

La victoria mendocina fue por 21 a 15 con tries de Sánchez, Ruffo y Guarrochena. Éste último agregó 3 goles y un penal. Para Córdoba hubo un try de Bergallo, un gol y 3 penales de Martínez.

 

Al día siguiente se jugó el encuentro por el tercer puesto en el que Buenos Aires superó a Córdoba 42 a 3 con varios cambios ya que los quince titulares fueron Miguens, Rodríguez Oneto y Lucke; García Fernández y Bottarini; Alfredo Casanova, Luis Etchegaray y Alberto Martínez; Soares Gache y Fernando González Victorica; Juan Triulzi, Luis Gutiérrez, Houssay, Urdapilleta y Santiago O’Farrell.

Córdoba presentó a Ruggero, Allievi y Borches; García Montaño y Guillemo Vilois; Hegetschweiler, Easdale y Alejandro Blanco; Bergallo y Trebucq; Holzer, Jury, Rotondo, Samuele y Martínez.

Los tries del representativo de la UAR lo marcaron Urdapilleta, Soares Gache, Rodríguez Oneto, Houssay, Gutiérrez y González Victorica quien agregó las 6 conversiones y dos penales. Córdoba solo descontó a través de un penal de Martínez.

 

La gran final no solo fue la primera de la historia sino que se definió en el alargue, toda una particularidad ya que en otras ediciones la competencia tuvo dos campeones.

Mendoza, cuyos entrenadores eran Miguel Setién y Alfredo Pilar Navarro, formó con Cruz, Crivelli y Scotti; Sánchez y Schmidt; Ragazzone, Navesi y Guillermo Antonini; El Hom y Guarrochena; Ruffo, Muñiz, Morgan, Dora y Orlandi.

Rosario, dirigido por Osvaldo Aletta de Sylvas y Carlos Bonaldi, tuvo a Risler, Semino y Sandionigi; Galesio y Ferullo; Carlos Bissio, Covella y Basílico; Castagna y Escalante; Rodríguez, Gattarello, Dañil, Muzzio y Torno.

Mendoza llegó a tener una ventaja parcial de 12 a 0 con un try de Ragazzone, un gol y dos penales de Guarrochena. Rosario descontó antes del cierre del primer tiempo con un try de Dañil y la conversión de Escalante.

El encuentro terminó igualado en 18 tantos porque Rosario anotó dos tries más (Rodríguez y Castagna, ambos convertidos por Escalante) y Mendoza sumó con dos penales de Guarrochena.

Finalmente, un penal de Escalante, en el alargue, determinó la coronación de Rosario por el 21 a 18 final.

 

Fuente: Rugby.com.ar - Juan Pablo García.

 

Please reload

Banner-DDT-424x57.gif

© 2019 by DDT. Un blog de periodistas y amigos.

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon