Una idea polémica: una liga profesional americana

Sudámerica Rugby viene impulsando en los últimos meses una idea que suena en el sentido contrario de lo que constantemente pregona el Vice Presidente de World Rugby, y máximo referente de la dirigencia de nuestro país. Agustín Pichot repite ante quien se lo pregunte la frase "cuidemos los clubes" y sostiene que la base amateur no se debe tocar. Una liga profesional por encima del nivel de los torneos regionales significaría llevarse los mejores jugadores que no actúan en ningún seleccionado, pero que mantienen el alto nivel de los equipos más competitivos. Un proyecto en desarrollo que habrá que seguir de cerca.

Desde hace unos meses se está gestando una liga profesional de rugby para franquicias en algunos países afiliados a Sudamérica Rugby. El proyecto, en plena etapa de desarrollo, está liderado por el presidente Sebastián Piñeyrúa y cuenta con el total apoyo de World Rugby y Americas Rugby.

Con el objetivo de comenzar la competencia en 2020, se trabaja en la creación de una liga que incluya en una primera etapa a equipos/franquicias de Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Paraguay y Colombia, según se presentó recientemente a un grupo de representantes de uniones nacionales en el marco de la Asamblea General de Sudamérica Rugby y en reuniones operativas desarrolladas en Miami junto a Americas Rugby, con la participación de Sudamérica Rugby y países del Americas Rugby Championship. Se estudian otras opciones como México o Perú.

“Estamos trabajando con varias uniones para crear la Liga Americana de Rugby,” afirma Piñeyrúa. “Hemos hablado con todos los presidentes de estas uniones y hay un convencimiento de que es el camino adecuado para seguir creciendo y tener seleccionados nacionales cada día más competitivos.”

Entre los objetivos planteados están:

* Continuar con el desarrollo exponencial del rugby que se está viendo en la región, * Completar el desarrollo de los jugadores para que puedan competir en igualdad de condiciones con países mas desarrollados a nivel rugbístico, * Generar un nuevo espacio para que nuestros jugadores puedan mejorar su rendimiento, poder jugar en su lugar de origen y formar parte del rugby de elite en Latinoamérica, * Seguir creciendo con programas de desarrollo y fortalecer la competencia en la región, y * Divulgar los valores del rugby para que puedan ser compartidos por más personas.

La LAR funcionará con un sistema de franquicias pero con una fuerte presencia de las uniones de cada país que retendrán el control deportivo; los socios comerciales no podrán acceder a mas del 49% de la misma.

“Desde World Rugby hay gran interés en que America siga creciendo; la reciente liga que se formó en los Estados Unidos, la Mayor League Rugby, y la Liga Americana de Rugby que comenzará en 2020 en el sur son dos vehículos que ayudarán a este crecimiento.”

“La LAR buscará brindarle a jugadores y fans una oportunidad de vivir el rugby en forma intensa.”

“Americas Rugby, conducida por Agustín Pichot, buscará involucrarse junto a las uniones de SAR y Rugby Americas North para cooperar en forma activa; seguir desarrollando el rugby en el continente es uno de sus grandes objetivos a futuro,” aseguró Piñeyrúa.

Esta nueva competencia estará alineada con los renovados calendarios internacionales que entrarán en funcionamiento a partir del año 2020.

Sudamérica Rugby

Banner-DDT-424x57.gif

© 2019 by DDT. Un blog de periodistas y amigos.

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon