La sanción para GER se podría cumplir antes de fin de año

10.10.2017

El Tribunal de Disciplina del Torneo del Litoral habría llegado a un acuerdo y el club ya habría sido notificado. La protesta de los jugadores de Gimnasia el 16 de septiembre en el partido por el tercer puesto -por los fallos arbitrales en la semifinal una semana antes frente a Jockey- desplegando una bandera luego del pitazo inicial, derivó en un proceso que ya finalizó y que tuvo intensos debates y negociaciones y hasta una apelación en marcha.

 

Las últimas dos semanas sirvieron para limar asperezas. Todas los rumores sobre una sanción fuerte empezaron a cambiar por una más moderada que indicaba una pena razonable. En palabras de muchas fuentes distintas, oídas por este cronista: "Tienen que recibir una sanción, de arriba no se la pueden llevar. Pero tampoco se los puede matar, GER juega el Nacional, los jugadores deben comprender que se mandaron una macana pero sin que los empujemos al abismo". Palabras que suenan fuerte pero como también le dijo otra fuente a este medio: "No hay que tenerle miedo a las palabras".

La pena que habría estipulado el Tribunal de Disciplina del Torneo del Litoral luego de que se le tomara declaración a los jugadores, más reuniones acá y allá, sería razonable realmente y se habría fijado en 11 fechas para el conjunto de los jugadores y 13 para el capitán, Luciano Fasoletti. Además Gimnasia debería ceder la localía en 7 fechas del Litoral 2018, lo que significa que no podría jugar en su cancha las primeras 14 fechas del TRL con su primera división. Esto no es aplicable al resto de las divisiones, solo al plantel superior.

La primera deducción es que contabilizando las tres fechas del Torneo del Centro, las del Clausura de la Unión de Rugby de Rosario y las que queden en suspenso por la apelación efectuada por GER, los jugadores suspendidos podrían llegar "limpios" al Nacional de Clubes B del 2018, y jugar con normalidad tanto esa competencia como el Torneo del Litoral del año que viene.

La sanción incluiría una especie de "probation" en la que los jugadores deberían hacer el curso de árbitros y dirigir 5 partidos de juveniles durante el próximo año.

El Seleccionado de Rosario sería el más perjudicado, ya que para los primeros días de noviembre no estarían liberados para poder actuar en el combinado de Fernando Bilbao y Facundo Lluch. En una primera lista estaban convocados 12 de los 15 jugadores que sostuvieron la bandera en cancha de Jockey aquel sábado.

La insistencia con la posible concurrencia de los chicos Mens Sana al "Ñandú" está planteada fundamentalmente en una cuestión: hay muchas chances de que este sea el último Argentino. Alguien dirá: "Que tienen que ver estos chicos con eso", y desde todos los ángulos está claro que más allá de las polémicas, GER jugó en alto nivel todo el año, llegó a todas las instancias definitivas y todo ello gracias al gran rendimiento de sus jugadores como principal argumento (sin restar mérito a su staff, preparadores, analistas, que nadie se ofenda). Jugadores que aportarían -junto a los cracks del campeón, subcampeón, etc- para poder volver a obtener un Argentino después de 50 años, con la gran experiencia sumada en estas temporadas y en especial la de esta, en la que fue invicto y puntero durante 6 meses.

El correr de las horas, luego de la reunión del Consejo de la Unión, alguna reunión más del Tribunal o alguna convocatoria para comunicarles formalmente a los jugadores la sanción, dará forma final a la cuestión y se comunicará o no de manera oficial la determinación. Seguramente los jugadores podrán cumplir toda la pena antes de fin de año. El resto de los debates, todo lo que originó la protesta -como siempre- quedará en el tintero.

 

Please reload

Banner-DDT-424x57.gif

© 2019 by DDT. Un blog de periodistas y amigos.

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon