Se fue Joost van der Westhuizen, una leyenda del rugby

06.02.2017

El sudafricano, considerado uno de los mejores medio scrums de la historia, falleció a los 45 años víctima de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Miembro de los Springboks campeones del mundo en 1995 ante la mirada de Mandela, logró frenar hasta tres veces durante la final al imparable Jonah Lomu.

 

 

Se va otro pedacito de historia del rugby. El medio scrum de Sudáfrica Joost van der Westhuizen falleció este lunes en Johannesburgo con 45 años como consecuencia de la enfermedad que le diagnosticaron en 2011, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Miembro de la selección que se proclamó campeona del mundo en 1995 con Nelson Mandela en el poder tras el fin del apartheid, esa que inspiró el libro El factor humano y después la película Invictus, fue también capitán en el Mundial de 1999. La histórica final en el estadio Ellis Park hace 22 años dejó muchas imágenes imborrables, y una de ellas es la de Van Der Westhuizen tackleando hasta en tres ocasiones a la locomotora neozelandesa Jonah Lomu, fallecido en 2015.

Joost murió en casa después de ingresar en estado crítico en un hospital de la ciudad más grande del país el pasado sábado. "Con gran tristeza confirmamos el fallecimiento de Joost. Murió en su casa, rodeado de su familia", anunció a través de las redes sociales el perfil de su fundación J9, creada para dar a conocer la enfermedad degenerativa que ha acabado con el deportista, sin cura y de origen desconocido. Tras su retirada en 2003, el de Pretoria se convirtió en el jugador con más internacionalidades de Sudáfrica y el que más tries había apoyado, una leyenda de los africanos considerada como uno de los mejores medio scrums de la historia. Con 89 internacionalidades entre 1993 y 2003, además de alcanzar la gloria en 1995 capitaneó a los sudafricanos hasta la semifinal del Mundial de 1999 y un año antes levantó el ya desaparecido Torneo de las Tres Naciones. Con su club, los Blue Bulls, logró dos ligas sudafricanas. Extrañamente alto (1,86 metros) para su posición en el campo, lucía el 9 a la espalda.

"Tenía que elegir, o quedarme en casa y morir o vivir mi vida. Los médicos me dijeron que me quedaban entre dos y cinco años de vida", contó a The Telegraph en 2014, tres años después de que se confirmara su enfermedad. Atado a una silla de ruedas a partir de entonces, recordó la final de 1995 con la emotiva visita de Lomu a su casa meses antes de la muerte del neozelandés por una enfermedad renal, en noviembre de 2015. Van Der Westhuizen necesitaba ya a su hermano por sus graves problemas para comunicarse. Su muerte hace que la maldición de aquel Sudáfrica-Nueva Zelanda continúe, puesto que varios de sus integrantes han sufrido extraños accidentes, problemas con la justicia, económicos o excesos con el alcohol y las drogas.

El pasado de Joost antes de su enfermedad estuvo marcado por un escándalo sexual que se destapó por un vídeo. Mantuvo relaciones íntimas y consumió drogas con una joven cuando estaba casado con la cantante Amor Vittone, con quien tiene dos hijos. "Cometí el error más grande de mi vida, hice algo de lo que probablemente siempre me arrepentiré", confesó en su autobiografía el jugador. Le costó su matrimonio y su carrera como comentarista al que es ahora el segundo jugador con más tries en la historia de su selección (38) por detrás de los 67 de Bryan Habana.

 

Hace poco más de un año, rememoró para ESPN aquellos tackles al poderoso Lomu, que se veía solo corriendo en busca del try hasta que era brutalmente detenido por el sudafricano. "Sólo hice mi trabajo", comentó Joost, modesto. "Creo que me caí y él cayó sobre mí".

 

Por: Alberto Lambea para El País

Please reload

Banner-DDT-424x57.gif

© 2019 by DDT. Un blog de periodistas y amigos.

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon