Los Pumas no pudieron con la poderosa Inglaterra y cerraron su año con una derrota

26.11.2016

En Twickenham, el local se impuso por 27-14 en el último test de Argentina en la ventana de noviembre. Los de Hourcade se despidieron de 2016 con un triunfo sobre Japón y caídas ante Gales y Escocia.

 

 

Los Pumas no pudieron terminar el año con una sonrisa. En el último test match de la ventana de noviembre, el equipo de Daniel Hourcade cayó ante la poderosa Inglaterra por 27-14, en Twickenham. Argentina cerró entonces su 2016 con un triunfo ante Japón y duras derrotas frente a Gales, Escocia e Inglaterra; y dejó pasar una buena chance de sumar puntos en el ranking de cara al sorteo del Mundial de Japón 2019, que se realizará en mayo del año próximo.

En Twickenham, Inglaterra se presentaba con 12 victorias consecutivas y Los Pumas iban por una hazaña ante el equipo que ocupa el segundo puesto del ranking de la IRB. Lejos quedó el fracaso de La Rosa en su Mundial, el año pasado, cuando no logró superar la fase de grupos (Argentina terminó cuarto).

No le salieron bien las cosas a Argentina en el primer tiempo. Cedió penales de frente a la hache, que Owen Farrell no desaprovechó (acertó 3 de 4) y a la media hora de juego el marcador quedaba 16-0 por un try penal de Matías Orlando que convirtió Farrell.

A pesar de que Argentina jugaba 15 contra 14 desde los 5 minutos por la expulsión del wing Elliot Daly que cargó contra Leonardo Senatore en el aire (en su lugar ingresó Facundo Isa), no encontraba los caminos y chocaba contra un rival que demostraba ser muy superior.

Pero sobre el final de la primera mitad, Argentina reaccionó. Insistió con paciencia y empujó con el scrum dentro de las 22 del rival, a pasos del ingoal. Iban ya 45 minutos cuando Isa se levantó y llegó a apoyar tras sacarse de encima a dos rivales. Con la conversión de Juani Hernández, Argentina quedaba 16-7 antes del descanso.

Y en el inicio del complemento, Los Pumas brillaron en Twickenham. Desde las 22, Argentina hilvanó una serie de pases que culminó con un try espectacular de Santiago Cordero. Unos 90 metros recorrieron los argentinos con la pelota para llegar al ingoal rival: Hernández, De la Fuente, Cordero, Isa, Estelles, De la Fuente, Cubelli y Cordero para correr como un rayo los últimos 30 metros y apoyar debajo de la hache.

 

Pero ese arranque furioso de Argentina rápidamente se diluyó e Inglaterra, aprovechando su buen manejo de pelota y con fases largas, aprovechó al máximo los errores de Los Pumas, que otra vez cedieron penales de frente a la hache. Farrell acertó dos veces para poner el 22-14.

Argentina no pudo reaccionar y a pesar de que Farrell falló dos penales clave para estirar la diferencia, a 12 del final apareció Jonny May para escaparse sobre la izquierda tras un buen pasamanos de los ingleses y apoyar el try que selló el 27-14.

Para el final quedó el pisotón de Pieretto Heiland sobre Marler, que le valió la roja al argentino y la amarilla al inglés, que reaccionó. Faltaban cinco minutos, pero el marcador quedaría inalterable y Argentina se despidió del año con una nueva dura derrota, con mucho por mejorar; aunque también con algunos puntos altos que dejan una sensación de alivio para lo que viene. 

 

Fuente: Clarín

Please reload

Banner-DDT-424x57.gif

© 2019 by DDT. Un blog de periodistas y amigos.

  • Facebook App Icon
  • Instagram App Icon
  • Twitter App Icon